La maldita primavera

Si te resultó un poco fuerte el impacto que generó el título de esta publicación, no te preocupes, fue sacada de una canción de la cantante mexicana Yuri, entonces, ¿qué tiene que ver esto con el medio ambiente? Aunque el contexto es diferente, muchas personas coinciden en esta frase, cuando llega la primavera.

Esta temporada del año, considerada por muchos como la más hermosa de todas, tiene la ventaja de reverdecer el paisaje del planeta, hacer crecer las flores y reforzar los pulmones de las ciudades. Sin embargo, existen personas a las que estos cambios les son dañinos para la salud, generando alergias, en sus diferentes etapas; se estima que 400 millones de personas lo padecen.

Una de las reacciones alérgicas más comunes, es la alergia al polen, también conocida como rinitis alérgica estacional o fiebre de heno, atacando entre el 10 y el 40% de los afectados, en segundo lugar aparece los ácaros del polvo, cuyos efectos aumentan en la primavera. Seguramente te preguntas por qué suele suceder esto precisamente en la primavera, esto ocurre debido a las condiciones climáticas del lugar donde vivas.

En el caso de la rinitis alérgica, la liberación del polen en el aire recae sobre árboles, pasto, e incluso la maleza, debido a las condiciones meteorológicas que se presentan en esta estación del año, el polen llega al ser humano, provocando en muchos, un sufrimiento no tan doloroso, pero sí desesperante.

Mientras que en el caso de los ácaros de polvo, a pesar de ser un elemento que ronda todos los días del año, al igual que la alergia al polen, se potencializa en la primavera debido al estado del tiempo, principalmente por el aumento de la temperatura y el aire, que suele correr en ciertos días, a esto se suma la cantidad alta de contaminación que se aloja en las ciudades.

Los síntomas frecuentes de las alergias, son:

  • Picazón en la nariz, garganta, ojos y en ciertos sectores de la boca.
  • Estornudos.
  • Ojos llorosos.
  • Fatiga o cansancio prematuro.
  • Secreción y congestión nasal, es importante identificar esto, ya que se puede confundir con una gripa simple.
  • Dolor de cabeza.
  • Asma.

Si eres de los que sufren una maldita primavera a causa del polen o los ácaros, te recomendamos lo siguiente:

  • Exponerte lo menor posible en las mañanas y en los días de viento, si no te es posible hacer esto, cubrirse con una máscara.
  • Evitar llevar las ventanas abiertas del coche.
  • Evitar tender la ropa al aire libre.
  • Limpiar toda la casa, incluyendo los animales que puedas tener, por lo menos dos veces a la semana.
  • Al llegar a tu hogar, se recomienda darte un baño, para desechar el polen que se te haya adherido al cuerpo.
  • No cortar el pasto, ni pasear en bosques, ni en grandes concentraciones de lugares verdes.
  • No realizar actividades físicas intensas, y…
  • Consultar con tu médico o con un especialista, el tratamiento a seguir para sobrellevar el momento.

Ahora que conoces todo acerca de las alergias en la primavera, no queda más que tratar de disfrutar y cuidar nuestro cuerpo, al igual que nuestro planeta… y si también lo quieres, cantar la canción de Yuri.

@PensemosVerdeMX

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s