Cómo evitar que el gato contamine

El cuidado del medio ambiente es una responsabilidad que debe ser vigilada por nosotros mismos, corrigiendo o mejorando algunas acciones de nuestro día a día, y esas acciones también involucran a los seres vivos que tenemos como compañía.

Los animales domésticos son un miembro más en una familia, y por tanto, son compañía para los residentes del hogar, mismos que deben proveer sus atenciones, así como atender las necesidades que puedan tener, sobre todo en el aspecto fisiológico.

Los gatos son uno de los animales que más se pueden ver en hogares, y en la calle, desafortunadamente; y al igual que nosotros, tienen acciones y recursos, que poco a poco, van deteriorando el planeta.

imagen 1

El primer problema que podemos detectar, deriva de sus necesidades primarias, al momento de orinar y dejar heces fecales, son un foco de infección, no es un secreto, puesto que cualquier desecho de un ser vivo está propenso a este problema. El plus viene, de acuerdo con un estudio publicado en Trends in Parasitology, de la generación de ooquistes, que a su vez provocan toxoplasmosis en seres humanos y animales marinos, al momento de tener contacto con las heces, no es una enfermedad que afecte al máximo a un ser humano, pero en ocasiones, puede afectar, principalmente, a fetos de madres infectadas.

La solución es simple, recoger las heces con protección, para no entrar en contacto con ellas; aunque no todos los gatos lleguen a contagiarse de toxoplasmosis, depositarlos en una bolsa de plástico y tirarlos a la basura, para evitar una infección. También se recomienda que una mujer embarazada, no realice labores de limpieza.

Otra forma de solucionar el problema de las heces de los gatos, es tener una caja de arena, para que pueda realizar sus necesidades con total seguridad, pero aquí también aparece un dilema, si no se adapta correctamente una caja, y no se obtiene una arena adecuada, la toxoplasmosis puede seguir presente en la casa y afectar a los familiares y, obviamente, al minino.

imagen 2

Se recomienda que la arena tenga un grado considerable de absorción de olores y humedad, además debe contar con un espacio considerable para que las heces se puedan enterrar y la orina sea absorbido correctamente. En cuanto al material a utilizar como arena, muchos de los problemas de la arcilla o el sílice, por mencionar algunos materiales, es que se puede propagar por el aire, debido al polvo.

Afortunadamente, ya existe una arena ecológica y biodegradable, que cuenta con ingredientes naturales y evitan la dispersión en el aire, mantiene un nivel de absorción aceptable y no desprende malos olores, con todo ello, ayudas también a contribuir al cuidado del medio ambiente.

En cualquiera de los casos que acondiciones la caja de arena de tu gato, recuerda cambiar periódicamente esa arena, y al igual que los desechos, introducirlos en una bolsa, ya que si no lo haces contribuyes al desarrollo de infecciones y enfermedades.

El último punto que debemos considerar, es llevar al gato de manera periódica con el veterinario para descartar cualquier enfermedad, y realizar una esterilización, con el fin de prevenir una propagación y que desencadene en abandono, así como multiplicar los riesgos dañinos al medio ambiente.

imagen 3

Ahora que lo sabes, es momento que tomar acciones y cuidarte, cuidar a tu compañero gatuno, y cuidar el lugar en el que vivimos.

@PensemosVerdeMX 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s