Las baterías del futuro

A menudo, los objetos eléctricos se han convertido en un elemento fundamental en la vida de las personas, se pueden utilizar en infinidad de productos, accesorios y actividades. Esta dependencia se ha visto con mayor claridad en el uso de productos portátiles, por llamarlos de alguna manera, como teléfonos móviles, automóviles o sistemas de iluminación.

Sin embargo, el hecho de ser eléctrico, no significa que sea ecológico, ya que en la actualidad, muchas pilas estás hechas de iones de litio, y representan un foco elevado de contaminación, sobre todo, al momento de terminar su vida útil. Así como este material, otras pilas se han sumado para el beneficio del ser humano, más no lo es así para el medio ambiente y los animales, quienes pagan el precio en algún punto del proceso.

imagen 1

Con el fin de evitar la contaminación por el uso de las baterías, y también, en la búsqueda de baterías más eficientes para su consumo, nos preguntamos: ¿cómo deberían ser las baterías del futuro? Esto es lo que deducimos acerca de este cuestionamiento:

Seguridad

Uno de los puntos que más debe trabajarse en una batería, es su seguridad, debido a que utiliza reacciones químicas, procesos de carga y descarga que favorecen a la combustión, si no se toman las medidas necesarias, en cualquier momento pueden incendiarse, un teléfono móvil, por citar un ejemplo. Afortunadamente, se trabaja en diversos materiales que eviten el sobrecalentamiento de la batería.

Velocidad de carga

Aunque ya se ha implementado esta medida en objetos pequeños, un mercado que ha crecido con el tiempo, como lo es el vehículo eléctrico e híbrido, requiere de una fuente de energía que sea capaz de alimentarse de suficiente energía, en un corto periodo de tiempo. Actualmente se trabaja en conjunto para desarrollar supercondensadores, capaces de absorber energía en un minuto, y deben ser acompañados de cargadores y componentes que soporten el nivel de carga.

imagen 2

Capacidad de carga

Sumado al tiempo de carga y descarga, otro aspecto que se debe tomar en cuenta, es la cantidad de energía que se debe almacenar, para que los objetos no tengan que gastar baterías en un corto periodo, y los aparatos dependan de ellos, por mucho tiempo. En el caso de los autos eléctricos, es fundamental que tenga una autonomía similar a un coche que use combustibles, por ello, buscan la manera de generar baterías con un nivel de densidad más elevado, y que así, puedan tener mayor tiempo de autonomía.

Sistemas de reciclaje

No podemos dejar de pensar en la parte ambiental de una batería, y aunque no existe una solución para tirar baterías a la basura, las investigaciones apuestan por probar con diferentes materiales, para que los ciclos de carga y descarga sean mayores, por tanto, se puedan usar por mucho tiempo y se reduzca la cantidad de desperdicios por uso de baterías.

No hay que negar que las baterías han tenido un avance importante en los últimos años, sin embargo, el proceso es lento. Las nuevas baterías siguen en proceso de experimentación, y se espera que en un lapso de entre 10 y 15 años, se pueda poner a prueba un nuevo tipo de energía, que sea capaz de sustituir a las baterías de la actualidad. Por eso, es importante que usemos las baterías de forma consciente, y podamos reciclar correctamente estos objetos, al momento de terminar su vida útil.

imagen 3

Ahora que lo sabes, es momento de utilizar mejor las baterías y apoyar para la creación de nuevas, más duraderas, más eficientes y menos contaminantes, por el bien del medio ambiente y de las personas.

@PensemosVerdeMX

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s