Medicamentos en el agua

Los medicamentos son una habitual solución para el ser humano, en la cura de una gran variedad de enfermedades, miles y miles de medicinas y remedios, son producidos diariamente para ser utilizados en algún momento, siempre y cuando no lleguen a su fecha de caducidad.

Sin embargo, los medicamentos también pueden estar dentro de la lista negra del cuidado del medio ambiente, y un argumento válido para sostener dicha hipótesis, se encuentra en los ríos y mares de nuestro planeta, donde por una vía u otra, las propiedades químicas de los fármacos llegan al agua.

imagen-1

Existen tres formas comunes, por las que estos medicamentos llegan a los mares:

  1. Mediante el mal hábito de que, es mejor tirar los medicamentos caducos en el inodoro.
  2. Por increíble que se lea, también mediante la ingesta de medicamentos, en caso de un dolor o padecimiento. Una parte de las propiedades de las medicinas, de acuerdo a estudios, entre el 50 y el 90 por ciento, viaja a nuestro cuerpo, haciendo efecto en el organismo, para después ser desechado a través de la orina.
  3. Mediante la utilización de antibióticos para el ganado, mismo que se desvía a los caudales residuales.

En los tres casos, los medicamentos y sus propiedades viajan a través de las aguas residuales, hasta llegar a las plantas de tratamiento, al no ser completamente efectivas en la extracción de desechos, una parte libra el filtro, para finalmente ser liberado a través de ríos, lagos y mares.

Además del problema que representa contaminar los mantos acuíferos con los químicos, los peces son los que sufren las consecuencias al convivir en el mismo espacio con todos los desechos. De acuerdo con estudios realizados en los ríos de España, el diclofenaco puede provocar disminución de la fertilidad en los peces, asimismo, las concentraciones de hormonas y esteroides, provoca una inducción al cambio de sexo, convirtiendo a la población marina predominantemente en hembras.

Si todo lo mencionado no fuera suficiente, al final se vuelve un círculo vicioso, tomando en cuenta que la otra parte del agua tratada, vuelve al consumo humano, haciendo que parte de las sustancias, en pequeñas cantidades, permanezcan al alcance de nosotros; a partir de ese momento, el ciclo se repite.imagen-2Esta problemática va en aumento, y en Europa, los cinco ríos más grandes del continente: Danubio, Elba, Ebro, Meuse y Brevilles, cuentan con una cantidad considerable, suficiente para poner a pensar a los científicos sobre una posible solución, que pueda prevenir una situación a gran escala.

El objetivo a corto plazo, por parte de instituciones de gobierno, es equipar a las ciudades de mejores plantas de tratamiento, con un mejor proceso de depuración, que capten en gran escala los residuos, y así evitar contaminar los mares. También se invita a la población a no depositar los medicamentos que ya no sirvan por su caducidad, en el retrete, y llevarlos a recipientes especiales, colocados en farmacias y tiendas de autoservicio.

imagen-3

 @PensemosVerdeMX

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s