¡Ahí viene la basura espacial!

El ser humano ha realizado un sinfín de esfuerzos para investigar el espacio exterior, y aprovechar todos los recursos a su disposición, para ser aprovechados por el ser humano en investigaciones, recursos tecnológicos y futuras misiones, lo cual ha sido de gran utilidad.

Desde entonces, se han llevado a cabo miles de misiones al espacio, lo que implica el lanzamiento de varios cohetes, satélites artificiales y objetos con fines de investigación, y muchos de ellos que terminan su vida útil, forman parte de ese mundo obscuro, en medio de las estrellas.

imagen 1

La basura espacial se refiere a todo objeto artificial sin utilidad, que rodea a la tierra, y existe desde el lanzamiento del primer satélite artificial, el Sputnik 1, en 1957. Esta basura se acumula en el espacio y orbita alrededor de la tierra cuando termina su misión, o se termina su combustible; con el avance de la tecnología, ahora cada objeto se programa para dirigirse al anillo de basura en su último viaje espacial, también se suelen encontrar restos de cohetes.

Los datos obtenidos sobre la cantidad de basura espacial existente fuera de la tierra, varían considerablemente; de acuerdo con varios estudios, se cree que existan entre 500 mil y 750 mil objetos, lo que equivale a siete mil toneladas, aproximadamente, la mayoría de los objetos son piezas muy pequeñas, de diez centímetros.

Ahora, tras más de medio siglo de experimentos y misiones, la basura espacial se ha convertido en un peligro, tanto para los astronautas y las futuras misiones, como para el propio planeta. La principal razón radica en que esa basura rodea el planeta y  viaja a una velocidad de 27 mil kilómetros por segundo, suficiente para que un residuo diminuto de pintura desprendido, dañe o perfore un satélite o un cohete.

imagen 2

Otro riesgo a considerar, es la trayectoria de la basura espacial, un contacto entre dos residuos provocaría una reacción en cadena, logrando que varios objetos desvíen su trayectoria fuera de la órbita, complicando los viajes espaciales, dañando la Estación Espacial Internacional, o cayendo a la superficie de la Tierra, poniendo en riesgo la integridad de la población.

La NASA señala que, cada año, entre 50 y 100 toneladas de basura espacial cae a la Tierra, lo que equivale a una pieza cada día, afortunadamente, la mayoría termina su viaje en el mar o en zonas inhabitadas. Sin embargo, conforme se envíen más cohetes y satélites, se generará más basura, aumentará el riesgo de choque con satélites funcionales y tripulaciones con personas, se generará más basura de tamaño pequeño y habría riesgo de que impactaran grandes piezas al planeta, aunque el verdadero impacto sería en lo económico, ya que una pieza espacial, así como sus misiones, vales miles de millones de dólares.

Por el momento, se están llevando a cabo diversas investigaciones para controlar y eliminar la basura espacial, las agencias especializadas en este ramo se encargan de monitorear el trayecto de los residuos, con el fin de prevenir posibles accidentes. Mientras tanto, algunos de los proyectos propuestos consisten en satélites recolectando la basura, el uso de rayos láser, redes, robots y cuerdas electromagnéticas.

imagen 3

Ahora que lo sabes, es momento de mantenernos al pendiente y resolver el problema de la basura espacial, ya que, aunque estemos a miles de kilómetros de ella, puede representar un daño importante al planeta, a los habitantes y al propio espacio exterior.

@PensemosVerdeMX 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s