La comida ya no nutre

A lo largo de la historia, la agricultura y la ganadería han sido los grandes aliados del ser humano para la alimentación, ya que de éste emanan todos los elementos que nos proporcionan una vida saludable. Frutas, verduras, legumbres, plantas y semillas, son una parte de los productos que, tras una serie de procesos, podemos encontrar en los mercados para ser consumidos.

La llegada de nuevos procesos y tecnologías, han dejado al descubierto la posibilidad de tener legumbres más relucientes y que duren por más tiempo, sin embargo, todo tiene su contraparte, y en el caso de todo lo que se produce, la desventaja se puede encontrar en la falta de nutrientes.

imagen 1

Existen varios factores que pueden provocar la disminución de algunas vitaminas y minerales en las plantas, entre ellas destaca la composición del suelo, el uso de fertilizantes, el tiempo de cada cosecha, el grado de madurez y la variedad que se cultive. Si bien, muchos factores provienen directamente del campo, también el sector se ha visto obligado a acelerar procesos y producir más alimentos, en gran medida, debido a la sobrepoblación del planeta.

Se han llevado a cabo diversos estudios, donde se analiza la forma en que se producen las plantas y los frutos, un ejemplo se da en las espinacas, si se agrega nitrógeno al suelo, favorece un rápido crecimiento, pero le resta magnesio y vitamina C a las propiedades. Así mismo, se ha dado a conocer que la mitad de los cultivos tiene una pérdida de nutrientes del suelo, los más relevantes, hierro, zinc y manganeso.

La falta de este tipo de vitaminas no se pueden notar a simple vista, pues sus efectos en el ser humano se dan en un periodo de hasta seis meses, teniendo como principales síntomas: tener uñas quebradizas, dolores de cabeza y calambres.

imagen 2

Por otra parte, las plantas no son lo único que está perdiendo propiedades, la carne y el pescado también sufren este problema, debido a la explotación de sus componentes. Ambos contienen omega-3 y omega-6; para tener una buena alimentación, se debe tener un equilibrio en la ingesta de ambos.

Se ha comprobado que la carne de animales criados con pasto al aire libre, puede conservar los nutrientes de omega-3, comparado con la carne de animales que son alimentados con granos, que baja considerablemente. Si no existe un equilibrio en la alimentación de la carne, una persona puede sufrir obesidad, enfermedades cardíacas y artritis.

Si no quieres formar parte de este desequilibrio en los alimentos, una buena opción es crear un huerto en tu hogar, y obtener las propiedades de las plantas, siempre y cuando se haga con todos los cuidados necesarios. De igual forma, te puedes acercar directamente con los productores y campesinos, que pueden ofrecerte un producto de mejor calidad, hablando de nutrientes.

La tecnología sigue practicando en modificar genes a plantas y animales, con el fin de nivelar o aumentar el nivel de propiedades, aunque la medida es interesante, no tiene la plena confianza del consumidor, ya que se argumenta que no solo adhieren nutrientes, también químicos, para que tenga mayor resistencia a plagas y pesticidas.

imagen 3

Mientras llega el momento en que se dé una respuesta contundente y benéfica para la población, la misma población será la más perjudicada, ya que no podrán cumplir con una alimentación sana, por algo que está fuera de su alcance, como lo es el cultivo de plantas y su falta de nutrientes. ¿Habrá una mejor calidad de vida en un futuro en la alimentación? Solamente el paso del tiempo y la tecnología lo podrán responder.

@PensemosVerdeMX 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s