Los popotes son peores de lo que crees

El popote de plástico fue inventado como una nueva forma de consumir un líquido; poco a poco se volvió popular, principalmente en varios establecimientos públicos. Sin embargo, con el paso del tiempo, el consumo excesivo y los materiales que contiene, lo han vuelto uno de los principales enemigos del medio ambiente.

Ahora se ha hecho una campaña intensa, en la que se invita a la población a evitar en lo posible los popotes de plástico, o bien adquirir alguno de estos utensilios, hechos de materiales ecológicos, para evitar que miles de ellos lleguen al mar y contaminen el agua, o en el peor de los casos, lleguen a los animales y provoquen su muerte.

imagen 1

Por si no fuera poco para los popotes, una investigación ha dado a conocer ante el mundo, una razón más para eliminarlos, lo más pronto posible, ya que nos llega a afectar directamente a nosotros, los seres humanos, así como el entorno que nos rodea. Esta hipótesis se dio a conocer, a través de la cuenta de Twitter de Naciones Unidas.

De acuerdo con un informe realizado por expertos en medio ambiente, y financiado por la Fundación Nacional para la Ciencia, en Estados Unidos, los popotes fabricados con polietileno, que son los más comunes en su distribución; liberan dos gases, al momento de su descomposición al aire libre.

Los gases en cuestión, son el metano y el etileno, que forman parte esencial en la composición de un popote, y cuando éste llega a desechos sanitarios o a la intemperie, en su proceso de descomposición, son liberados, esto provoca que, al contacto con el aire, se emita un nivel de radiación más alta, haciendo que la temperatura en la zonas cercanas sea más alta. Si tomamos en cuenta que, se crean millones de popotes al día, y la gran mayoría de ellos no son reciclados y son echados a los centros de basura, sin ningún tratamiento, esto los convierte en uno de los principales emisores de contaminación en el planeta.

imagen 2

Otros de los resultados que se dieron a conocer en el informe, y que llegan a preocupar, es el nivel de afectación que puede tener la liberación de los gases de los popotes, la cual, llega a ser dos veces más que la contaminación del agua. De acuerdo con los autores, la emisión de gases tóxicos en el aire es 76 veces más potente que lo que se emite en mares y océanos.

Con ello, los popotes suman una razón más para que decidamos eliminarlos de nuestra vida cotidiana, por ello, es muy importante que tomes las medidas necesarias para que no dañen todo lo que nos rodea. Se requiere de varias acciones, y se puede empezar con dejar de fabricar popotes de plástico e impulsar la creación de otros materiales, más sustentables.

También depende del consumidor y los proveedores de servicio, crear una cultura en la que no se acepten popotes para el consumo de bebidas, y por último, si se va a usar un popote, tener una cultura de reciclaje, para que no sean expuestos al calor, al agua ni al ecosistema, y pueda ser desechado de manera correcta.

imagen 3

Ahora que lo sabes, es momento de dejar el popote de plástico a un lado, de una vez por todas, por el bien del planeta, de las personas que lo habitan y de la naturaleza que nos rodea.

@PensemosVerdeMX

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s