La primera escuela autosustentable es de América Latina

Uno de los puntos clave para obtener salud, es estar en un lugar que produce vida, y que a su vez genera alegría y bienestar. Este es el caso de la nueva escuela sustentable de Jaureguiberry, en Uruguay, que se ha convertido en pionera por ser la primera escuela sustentable en América Latina. El pasado febrero del presente año, empezó la construcción de esta escuela verde, lista para recibir a alumnos de educación pública.

IMAGEN 1

Se ubica en lo que antes era el balneario Jaureguiberry de Canelones, a 80 kilómetros de Montevideo. La edificación es totalmente autosuficiente en energía eléctrica, agua potable y calefacción; dispone de capacidad para recibir cien alumnos por ciclo escolar.

Uruguay siempre se ha distinguido por ser uno de los países de América Latina, punta de lanza en el desarrollo sostenible. La edificación de una escuela pública, construida con material reciclable, en la que se reutilizarán todos sus residuos, es un ejemplo de ello. Voluntarios de varios países han viajado para colaborar, junto a los padres de los menores beneficiados con el proyecto.

IMAGEN 2

La escuela cuenta con un edificio completamente autosuficiente que genera su propia energía eléctrica con la ayuda de paneles solares. Su estructura permite una calefacción al natural, utilizando la luz del sol. La edificación permite recoger agua de lluvia, que filtrada se utiliza para acciones de aseo en los sanitarios, y riego de plantas del huerto que tiene la escuela.

El proyecto ha sido impulsado por Tagma, una organización sin fines de lucro, creada por un grupo de profesionales uruguayos, convencidos de que es necesario construir y habitar el mundo de forma más sostenible. Para construir el edificio escolar, acudieron a Jaureguiberry, especialistas que se encargan de la construcción de viviendas autosustentables.

IMAGEN 3

Algo bastante asombroso, es que los niños que estudian ahí, desayunan y comen de lo que se produce en su propia huerta, eso no solo complementa la alimentación que reciben en sus hogares, sino que les enseñan a cultivar sus propios alimentos. Realmente es un ejemplo de cómo educar a las nuevas generaciones, para que cuiden el medio ambiente y se acostumbren a usar energías renovables.

Haznos llegar tus comentarios con respecto a la escuela de Jaureguiberry, en Uruguay, a nuestro twitter:

@PensemosVerdeMX

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s