Higiene vs calentamiento global

Una de las cosas que cuidamos los seres humanos, es nuestra higiene. Mantenernos limpios tiene grandes repercusiones, y si no son atendidos en el momento indicado, nos puede llevar a una desagradable sorpresa, para las personas más cercanas, y en algunos casos, puede afectar nuestra salud. 

En la actualidad, existen miles de productos que cuidan cada parte de nuestro cuerpo, y con muchas presentaciones, dependiendo del cuidado que queremos tener. Ésto, también implica que se desarrollen una gran cantidad de ingredientes dentro de ellos. 

imagen 1

Sin embargo, muchos de esos productos descuidan la parte más importante: el medio ambiente. Se requiere de químicos para su elaboración, además, en su proceso, suele dañar varias cantidades de insumos naturales, mismos que son desperdiciados, lo que provoca que tengan un impacto negativo en la naturaleza. Aquí te presentamos algunos ejemplos, y lo que puedes hacer para revertirlos: 

Productos antibacteriales 

Productos como el jabón o el gel para limpiar las manos, suelen ser muy efectivos, sin embargo, muchos de ellos, contienen triclosán y clorfenesín, químicos que no tienen reacción con el tratamiento de aguas y el sistema sanitario, y de acuerdo con estudios, algunos de ellos, lejos de atacar las bacterias, las hacen más resistentes. 

Una alternativa al antibacterial, consiste en realizar un jabón casero, a base de recursos naturales y vegetales, aceites usados y sosa cáustica. Antes de prepararlo, ten los cuidados necesarios, ya que la reacción de la sosa quema, pero te dejará un jabón que no contaminará el agua. 

Champú 

Usado comúnmente para limpiar el cabello, este accesorio que ocupamos en el baño contiene varios químicos, entre ellos, amoniaco, naftalina y fragancias sintéticas, su concentrado no reacciona al cloro y puede llegar a tu agua potable, además impulsan el daño a la capa de ozono. 

La mejor recomendación, consiste en usar un champú en forma de barra, que contenga aceites naturales y esencias de flores o frutas. Además de no generar suciedad, puede rendir hasta 80 lavadas con una sola presentación. 

imagen 2

Pasta dental 

Tal vez hayas escuchado que la pasta de dientes cuenta con micropartículas que ayudan a limpiar tus dientes, es precisamente este elemento el que provoca un lío en mares y océanos, ya que son micropartículas de plástico, mismas que provocan que los animales marinos mueran y, al igual que el jabón, contienen triclosán. 

Una opción para sustituir este elemento de forma ecológica, es usar una mezcla de agua hirviendo, con bicarbonato de sodio y gotas de esencia de menta, y en unos cuantos enjuagues, podrás tener una boca fresca y limpia, sin necesidad de afectar tu entorno. 

imagen 3

Rastrillo de afeitar 

Quizá, esta sea una opción muy obvia dentro del cuidado personal masculino, pero es importante confirmar que, a pesar de cumplir muy bien su función, el simple hecho de ser desechable y que sea formado, principalmente de plástico, lo pone dentro de la lista negra, ya que se acumula demasiada basura, misma que puede llegar al mar. 

Para dejar de comprar rastrillos desechables, hay dos opciones: puedes comprar una rasuradora eléctrica, que puede durar mucho tiempo, o usar la clásica navaja de afeitar, que se puede reutilizar, y cuenta con materiales más útiles que el plástico. 

Ahora que lo sabes, es momento de dejar a un lado los productos de higiene personal que dañan el medio ambiente, y cambiar el hábito a una limpieza sustentable, por el bien del planeta. 

@PensemosVerdeMX 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s