Bicicleta eléctrica, otro modelo de movilidad sustentable

Uno de los principales problemas que suceden en las grandes ciudades, y pueden reflejar un daño gradual al medio ambiente, es la movilidad. El automóvil te ofrece comodidad, pero el uso de combustible en los vehículos, así como la acumulación de los mismos por las calles, dejan un impacto importante en gases de efecto invernadero.

Por otra parte, el transporte público tiene la ventaja de sustituir una gran cantidad de autos y ofrecer servicio con la alta tecnología de reducción de contaminantes, sin embargo, el problema surge después de unos años, cuando se termina la vida útil del transporte, por lo que en vez de ayudar, ya perjudica al ecosistema.

Con este dilema, parecería que no existe solución para transportarse cómodamente y sin afectar el aire puro, afortunadamente, la creatividad del ser humano dio como resultado algo que siempre ha sido amigable con el medio ambiente, con tu salud, y ahora, con tu movilidad: una bicicleta eléctrica.

imagen 1

Este vehículo tiene la misma apariencia que una bicicleta convencional, con lo que podrás pedalear sin problemas, la diferencia radica en que agrega a sus componentes un motor, una batería y un controlador, éstos sirven de apoyo para que el avance siga siendo constante.

El origen de este medio de transporte se remonta a la década de los 70, con un modelo muy pesado, en los 90’s, con la llegada de nuevas tecnologías, un modelo más liviano comenzó a llamar su atención, ahora, en este nuevo milenio, se ha convertido en un objeto que ha vendido miles de ejemplares por todo el mundo, reportando un promedio de ventas de 100 mil unidades anualmente.

Existen dos principales tipos de bicicletas eléctricas:

  • Pedaleo asistido: Ésta es la más común, al momento de pedalear la bicicleta a una cierta velocidad, se activa el motor para que impulse el viaje y aumente la velocidad.
  • Híbrido: Como lo indica su nombre, combina los dos modos de utilización, pero funcionan de manera independiente, si quieres pedalear por tu cuenta, se puede hacer sin problema, si buscas que se impulse por cuenta propia, se activa el motor eléctrico, y con ayuda de un acelerador, se impulsa.

En ambos casos, la fuerza adicional se obtiene mediante una batería, misma que se puede desprender de la bicicleta para ser recargada con energía eléctrica, la batería cuenta con una autonomía que va de los 40 a los 60 km., y se pueden alcanzar velocidades de hasta 30 km/h.

imagen 2

Las ventajas de utilizar una bicicleta eléctrica son muchas, tu economía se vera reflejada al no depender de combustibles, podrás desplazarte de una forma fácil y rápida, gracias al poco espacio que ocupan, ya existen modelos que pueden ser plegables, de esta forma, puedes ir en transporte público y complementar el camino con la bicicleta, y lo más importante, no libera contaminantes, de esta forma se evita enviar varios kilogramos de gases de efecto invernadero.

Si quieres saber más acerca de este sistema de movilidad sustentable, te recomendamos acercarte a la tienda de tu preferencia y preguntar por el modelo que mejor se adapte a tus necesidades, si bien resulta un precio elevado, recuerda que gastarás lo mismo que el 10% del valor de un automóvil, sin hacer gastos adicionales. También te recomendamos seguir las reglas de seguridad para viajar en ella, sin problema alguno.

Ahora que lo sabes, es momento de movernos de una manera limpia y ecológica, por el bien del medio ambiente, de nuestra salud, y de los seres vivos que nos rodean.

@PensemosVerdeMX 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s