Permafrost: una bomba de tiempo

Uno de los procesos naturales que siempre llama la atención de pequeños y grandes, es la congelación; de él, podemos ser testigos de una variada cantidad de fenómenos, entre los que destaca la caída de nieve o ver un lago completamente congelado.

Elemento del planeta que se ve cubierto por bajas temperaturas, a cierta profundidad; existen lugares donde se pueden mantener congelados durante miles de años, siempre y cuando las condiciones meteorológicas se mantengan por debajo de los cero grados Celsius. A esta condición se le conoce como permafrost.

imagen 1

Este ‘suelo’ puede tener diferentes formas, pueden ser bloques de agua congelada, superficies arenosas o rocosas, la única condición que los relaciona, es mantenerse helados de forma permanente, algunas regiones de permafrost son cubiertas por una capa activa, que reacciona con la temperatura ambiente: se descongela y congela, constantemente.

Aproximadamente el 20% de la superficie de la tierra es considerada como permafrost, la mayor parte se concentra en lugares con frío intenso y en zonas elevadas de montañas, por ejemplo, Noruega, Siberia, Tíbet, Canadá y Alaska. Cada periodo de tiempo, un grupo de investigadores perfora estas superficies, para obtener información sobre su antigüedad, su condición, así como los elementos que han sido congelados.

A partir de estas investigaciones, se sabe que existen químicos, como el metano y el mercurio natural, que se unen con material orgánico en el suelo, se entierra y se congela en la zona del permafrost. Hoy en día, con el surgimiento del calentamiento global y el acelerado ascenso de temperatura en todo el mundo, ese mercurio puede ser liberado en un periodo corto de tiempo, lo que ha encendido las alarmas.

imagen 2

Un estudio dado a conocer a inicios de 2018, logró evaluar el permafrost del hemisferio norte y establecer un estimado de la cantidad de mercurio que se mantiene congelado, desde la última Era de Hielo. De acuerdo con las conclusiones del grupo de científicos encargados del estudio, esta zona resguarda mil 656 millones de kilogramos de mercurio, de los cuales, aproximadamente 800 millones, se encuentran solamente en núcleos distribuidos por Alaska, esta cantidad total equivale a las emisiones generadas por el hombre en 30 años y el doble de todo el mercurio que existe en el resto del planeta.

Sabemos que el mercurio puede provocar daños en el ecosistema, afectando principalmente al suelo, el aire y el agua, con todos los seres vivos que los habitan, y descubrir una cantidad inimaginable de este elemento químico, ha llevado a analizar dos grandes preocupaciones:

  • El calentamiento global ha logrado descongelar aceleradamente varias superficies, y cada vez, está más cerca de llegar a las zonas donde se resguarda todo el mercurio almacenado, por lo que existen posibilidades de descongelarse y esparcirse por el mundo.
  • En consecuencia, los investigadores desconocen los efectos y las consecuencias que conlleva liberar niveles enormes de mercurio y a qué grado desencadenaría daños en todo el mundo.

Mientras continúan las evaluaciones, la opción más viable para evitar una potencial catástrofe, es evitar que la temperatura del planeta siga aumentando, está en todos dejar de contaminar, consumir derivados del petróleo y utilizar hábitos amigables con el medio ambiente.

Ahora que lo sabes, es momento de cuidar nuestro planeta y evitar que se contamine, por el bien nuestro y de los seres vivos que lo habitan.

@PensemosVerdeMX 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s