Los cenotes en México

Una de las maravillas creadas por la naturaleza que podemos encontrar en nuestro planeta Tierra, son los cenotes, éstos son una formación rocosa, producto de la erosión de la piedra caliza, que crea una especie de pozo natural a una determinada profundidad, donde se concentra agua dulce.

En México existen una infinidad de cenotes, donde se pueden apreciar las diferentes características de estas formaciones naturales, desde aquellas con mayor profundidad, hasta aquellas que destacan por su inigualable belleza. En esta publicación, enlistamos algunos de los cenotes más impresionantes que tiene este país.

Dos Ojos

Se ubica a 15 minutos de Tulum, en la Riviera Mayan y fue descubierta en 1987, hasta la fecha su estudio se mantiene en curso. Se llama así, debido a que cuenta con dos cenotes que, vistos desde arriba, simulan dos ojos. Estos tienen una profundidad máxima de 120 metros, y es ideal para bucear a través de su red de aguas cristalinas subterráneas, una de las más grandes del mundo, con 83 kilómetros en red.

Es uno de los cenotes más famosos de México, y en consecuencia, se encuentra bajo protección, por lo que se recomienda no usar bloqueador ni cualquier producto que contamine el agua, y así poder gozar de un buen paseo sobre el agua, en compañía de peces pequeños.

imagen 1

Gran Cenote

Es otro de los cenotes que conforma la Riviera Maya, este se ubica a cuatro kilómetros de Tulum, sobre la carretera que lleva a las ruinas de Cobá. Tiene una forma de media luna peculiar, lo suficientemente grande para que la luz natural penetre el agua cristalina, cuya profundidad alcanza los diez metros.

Debido a esa condición, es ideal para que todos los miembros de una familia puedan disfrutar de nadar, hacer snorkel y buceo para principiantes, si la temperatura es tu mayor miedo, no hay de qué preocuparse, ya que el ambiente es perfecto. Como punto adicional, podrás admirar su formación de estalactitas, mismas que albergan a murciélagos durmiendo.

imagen 2

Cenote Azul

Se encuentra ubicado a un costado de otra maravilla natural: la laguna de Bacalar, en Quintana Roo, a la entrada de esta localidad. Tiene un diámetro de 200 metros y una profundidad de 90 metros, se encuentra al aire libre, lo que te dará una amplia visión de sus dimensiones.

En este cenote puedes practicar clavado; a pesar de no contar con cuevas y formaciones rocosas en sus profundidades, se puede bucear con la ayuda de expertos, además, te podrás encontrar con especies de la zona, varios peces que te harán cosquillas mientras nadas, y en sus alrededores encontrarás iguanas, tortugas y tucanes, merodeando el sitio.

imagen 3

Ik Kil

Ubicado a solo tres kilómetros de la zona arqueológica de Chichen Itza, en Yucatán, se considera como uno de los más bellos del país, ya que cuenta en su entrada con una variedad de árboles y plantas exóticas, lo que da paso a que varias especies –desde loros, cardenales, y hasta venados– se paseen por los alrededores.

El cenote cuenta con una escalera hecha de piedra, donde puedes descender y admirar el interior de su cueva, hasta llegar a sus aguas frescas y cristalinas, para nadar. De noche, el cenote sirve de eco para escuchar el sonido de ranas, grillos y monos, esto sólo lo podrás apreciar si te hospeda en palapas con aire acondicionado, en las cercanías de cenote.

imagen 4

La contaminación en los cenotes

Como pudiste apreciar, estos cenotes se dan principalmente en el sureste mexicano, y no hay duda de su belleza, sin embargo, las autoridades deben lidiar contra la contaminación que se produce, derivado de objetos que son ingresados sin autorización, así como las condiciones en las que ingresan los turistas y pobladores del lugar.

Los cenotes que presentamos en esta publicación, en general, cuentan con las medidas necesarias para que no se contaminen o se deterioren, pero otros cenotes no tienen el suficiente cuidado, y en ocasiones, están plagados de basura, peces muertos y aguas poco claras. Por eso, te recomendamos cuidar los cenotes y respetar las instrucciones por parte de las autoridades y administradores de la formación que pretendas visitar, así como reportar cualquier anomalía, para que sea atendida lo más pronto posible.

imagen 5

Ahora que lo sabes, es momento de conocer y cuidar la naturaleza de los cenotes en México, para bien del planeta, del medio ambiente, así como de los seres acuáticos y terrestres que viven allí.

@PensemosVerdeMX

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s