¡Cuidado con los transgénicos!

Los alimentos son una fuente indispensable en la vida de un ser humano, es de todos conocido que una buena fuente de alimentos, con ciertas propiedades, nos lleva a una mejor salud. Este mensaje ha sido repetido en varias ocasiones, por instituciones y en productos de consumo.

Con el avance de la tecnología, se ha buscado la manera de dotar a las semillas, plantas y vegetales de ciertas propiedades, con el fin de aumentar su importancia en el consumo, o eliminar riesgos que se produzcan, al momento de ser usados. Uno de los resultados de la ciencia, más conocidos, y a la vez, de los más controvertidos, son los alimentos transgénicos.

imagen 1

Los transgénicos, son alimentos genéticamente modificados, un proceso de la ingeniería genética y la biotecnología, que consiste en tomar los genes de una planta o animal, para ser transferido a otra planta o animal. El objetivo es encontrar aquellos genes con características deseadas, para realizar la modificación, y así obtener los rasgos que se quieren obtener.

Como lo decíamos anteriormente, un alimento transgénico adopta una nueva cualidad, dependiendo del resultado deseado, los más conocidos son los siguientes:

  • Alimentos más nutritivos.
  • Plantas resistentes a la sequía y a las enfermedades, que requieren menos recursos ambientales, (como el agua y los fertilizantes).
  • Menos uso de pesticidas.
  • Aumento en el suministro de alimentos, a un costo reducido y con una mayor vida útil.
  • Crecimiento más rápido, en plantas y animales.
  • Alimentos con características más deseables, por ejemplo, papas que produzcan menos sustancias cancerígenas al freírlas.

Actualmente, no existe en todo el mundo una legislación que obligue a las empresas a declarar si alguno de sus productos ha sido modificado o no, sin embargo, se cree que alrededor del 50% de los alimentos que consumimos son transgénicos. En México, la organización Greenpeace, realizó una lista con siete alimentos modificados, que se consumen en el país: maíz, jitomate, soya, algodón, canola, leche y enlatados.

 imagen 2

Así como existe un beneficio en este avance de la biotecnología, existe otro gran grupo que cree que los transgénicos son un mal para la población y el medio ambiente. Entre las razones más conocidas, se encuentran las siguientes:

  • La transferencia de las características modificadas de unas plantas a otras, por medio de la polinización; con ello, habría una afectación a la biodiversidad.
  • El uso de herbicidas se incrementaría, dado que las plantas modificadas son más resistentes a determinados herbicidas, y éstos son considerados como altamente peligrosos.
  • Existe el riesgo de que el consumo constante de alimentos transgénicos, provoque graves daños a la salud. Un estudio realizado con ratas, a las que se alimentó por dos años con maíz transgénico, detectó que sufrieron daños hepáticos y renales, desarrollaron tumores más frecuentes, y aumentó la mortalidad temprana.
  • El uso de la biotecnología, en pocas empresas transnacionales dedicadas al ramo, se volvería más dependiente, abarcaría la gran mayoría del mercado de alimentos, y dejaría a un gran sector campesino sin ganancias, sin recursos y sin empleo.

La empresa Monsanto, líder en el campo de la ingeniería genética y las semillas transgénicas, ha sido blanco de duras críticas por todas las organizaciones defensoras de la naturaleza, ya que se argumenta que han hecho todo tipo de violaciones ambientales, con el fin de expandir su mercado, mediante sobornos, publicidad engañosa y comercialización de químicos altamente dañinos. Se espera que en el 2017, se cierre la oferta de Bayer, por la compra de Monsanto, valorada en 66 mil millones de dólares.

imagen 3

Después de escuchar los pros y contras, no podemos decir con exactitud quién tiene la razón, ya que varios puntos positivos no han sido contundentes, ni se sabe por cuánto tiempo pueden seguir así; por otra parte, ninguno de los puntos negativos ha sido comprobado, no existe ningún caso de cáncer en un ser humano, o algo que derive en un asunto positivo.

Mientras siga el debate abierto, lo más recomendable es estar informado sobre lo que sí es transgénico y lo que aún no lo es, para tomar la decisión correcta para ti y tu familia.

@PensemosVerdeMX 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s