Contaminación acústica

De todos los tipos de contaminación que existen (ambiental, acústica y lumínica) la que afecta directamente uno de nuestros sentidos más importantes es la acústica, pues además de afectar nuestro oído, tiene otras consecuencias en nuestro cuerpo. La contaminación acústica se define como el exceso de ruidos que alteran las condiciones normales del ambiente y que son generados por actividades humanas.

Cuando sonamos el motor de una manera molesta, así como cuando usamos el claxon de manera excesiva, estamos generando contaminación acústica; entre otras actividades como, las de incluso, el sector industrial, que en muchas ocasiones no regula el nivel de ruido que genera al fabricar ciertos productos o realizar ciertos trabajos en la calle. 

Todos estos ruidos, aunque no lo parezcan, pueden tener efectos negativos en la salud de las personas y los más comunes son:

  • Presión arterial.

  • Modificación del ritmo respiratorio.

  • Tensión muscular .

  • Agudeza de visión .

  • Dolor de cabeza.

  • Silbido en los oídos.

Aunque estos efectos no son permanentes, pues desaparecen cuando el ruido cesa, la exposición prolongada a un exceso de contaminación ambiental puede provocar sordera.

Incluso, la contaminación acústica puede tener ciertas afectaciones psicológicas en las personas como:

  • Estrés.

  • Irritabilidad.

  • Trastornos del sueño.

  • Mala memoria.

  • Falta de atención.

Nuestra ciudad es considerada como una de las ciudades con mayor contaminación acústica, al habitar más de 15 millones de personas en ella y, aunque no podemos salvarnos de este tipo de contaminación, si podemos minimizar el ruido en la calle al bajar el volumen a nuestros equipos de sonido, evitando gritar e incluso solicitando que bajen la música en los lugares públicos, cuando se considere que está demasiado elevada.

Si estás trabajando en un área donde hay ruidos fuertes, debes usar tapones de oídos o auriculares, para evitar pérdida de la audición.

No tienes que aguantar las fuentes de ruido que te afecten directamente, la ley señala que hay sanciones para aquellas personas que emitan ruido que supere los 65 decibeles en el día y los 62 decibeles por la noche, las multas van desde 10 a 40 salarios mínimos o arresto de hasta 24 horas. ¡Repórtalos!

@PensemosVerdeMX 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s