Escándalo de Volkswagen

El mundo fue testigo del escándalo de los automóviles de la marca alemana Volkswagen, en septiembre de 2015, al haber instalado ilegalmente un software para cambiar los resultados de los controles técnicos de emisiones contaminantes, en 11 millones de automóviles, vendidos entre 2009 y 2015, con motor diésel.

El software estaba diseñado para cometer fraude en exámenes de emisión de gases, gracias a un algoritmo sofisticado, el cual disminuía la emisión de monóxido de nitrógeno, rebajando la potencia en un 40%, con respecto a cuando circulan estos vehículos, por lo que autoridades ambientales notificaron, el 18 de septiembre de 2015, las violaciones a la Ley de Aire Limpio, imponiendo una multa de 18 mil millones de dólares, ya que las marcas Audi y Porsche, también se veían involucradas.

Imagen 1

La agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA-Evironmental Protection Agency, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos, identificó a los siguientes: Jetta (modelos 2009 – 2015), Jetta Sportwagen (2009 – 2014), Beetle (2012 – 2015), Beetle Convertible (2012 – 2015), Golf (2010 – 2015), Golf Sportwagen (2015), Passat (2012 – 2015), VW Touareg (2014), Porsche Cayenne (2015) y Audi A6 Quattro, A7 Quattro, A8, A8L y Q5 (2016) como portadores del software, por lo que Volkswagen, finalmente admitió, que 11 millones de automóviles estaban equipados con este software.

Seguido de estas declaraciones, reguladores de todo el mundo investigaron los autos de la compañía y, fiscales estatales y federales de Estados Unidos, anunciaron una investigación penal, presentando cargos criminales.

Como era de esperarse, las acciones de Volkswagen decayeron un 20%, significando una pérdida de 26 millones de euros a la semana y, ante este escándalo, redujo 1,000 millones de euros al año, sus planes de inversión, en su división más grande, y se estimó que, para cubrir las reparaciones de los vehículos, las multas regulatorias y demandas derivadas de la situación, le costaría a la empresa unos 35,000 millones de euros, según algunos analistas.

Lo último en este caso, fue que el 4 de enero del 2016, autoridades federales de E.E.U.U presentaron una demanda civil, en la Corte Federal de Distrito, en Detroit, contra la empresa alemana, por el uso de dicho software. Por otra parte, en México, la Procuraduría Federal del Consumidor no ha recibido ninguna denuncia respecto al tema, sin embargo, el periódico “El Universal” publicó que, en caso de reportarse algún automóvil con este software, Volkswagen estaría recibiendo una multa de 3.7 millones de pesos, por unidad afectada.

Coméntanos, qué opinas sobre este escándalo, y acerca de la marca. ¿Tú cuentas con alguno de los modelos antes mencionados? ¿Te preocupa que tu automóvil pueda tener este software? Cuéntanos en Twitter, en la dirección:

 @PensemosVerdeMX

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s