Un rascacielos alternativo

Hoy en día, las construcciones que se realizan en todos los edificios y hogares del planeta, cuentan con materiales de última tecnología, de gran calidad y resistencia, capaces de sobrevivir a las inclemencias de la naturaleza y diversos desastres que puedan ocurrir, producto del error humano.

Este avance no significa que sea la extinción de otros materiales que, en su momento, eran imprescindibles, por ejemplo, la madera, que aún tiene cabida en las edificaciones, aunque solo sea como un acabado bello. La misma tecnología puede ser capaz de devolverles la vida, recuperar su preferencia en otros proyectos, ¿y por qué no?, colaborar con la calidad del medio ambiente.

Con este precedente, en Noruega, una constructora llevó a cabo el gran reto de edificar un rascacielos de madera, el cual se convertiría en el 2019, en el edificio con este material, más alto del mundo. Conoce el Mjøstårnet.

imagen 1

Este edificio se ubica en la localidad de Brumunddal, a una hora y media de Oslo, la capital de Noruega, y a un costado del lago Mjøsa, el más extenso del país. Su estructura está completamente hecha de madera, y está conformado por 18 pisos, entre apartamentos, una piscina cubierta, hotel, oficinas, restaurante y áreas comunes, alcanzando una altura máxima de 80 metros.

Entrando a nuestra temática principal en este blog, ¿por qué un edificio de madera sería benéfico para el medio ambiente? Su primer punto a favor recae en el costo de construcción, desde la obtención de materia prima, su proceso de transformación y transporte, resulta mucho más barato, en comparación con materiales como el hormigón, por lo tanto, también se ve reducida la huella de carbono que cada proceso genera.

Además, si te preguntas qué puede pasar si el rascacielos llegara a sufrir un incendio, afortunadamente, la tecnología entra en este aspecto para protegerlo de posibles desgracias. Cada viga ha sido recubierta con una capa laminada de carbón, esto evita que el fuego consuma las vigas, se mantengan firmes y sin daño que las debilite.

imagen 2

Los beneficios de contar un edificio sustentable para la ciudad serán duraderos. Noruega, históricamente, ha sido un país destacado por aprovechar los recursos que tienen a su alcance, para convertirlos en un objeto útil para la vida cotidiana; gracias a este edificio, se demuestra que realizar edificios de altura con materiales respetuosos para el medio ambiente, reduce hasta en un 85% las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, todo ello, porque cuentan con la materia prima en una zona maderera, que protege y respeta los límites establecidos para su explotación, y se encuentra a tan solo 15 minutos del lugar del edificio.

El Mjøstårnet es uno de varios edificios que ya están de pie, o se pretenden levantar, entre los que se encuentran el Brock Commons, en Canadá, el T3 de Estados Unidos, el Haut de Holanda o el HoHo, en Austria.

Ahora que lo sabes, es momento de impulsar las construcciones hechas con materiales óptimos y reducir el impacto negativo, en favor del medio ambiente, por el bien de las personas que habitan en el planeta.

@PensemosVerdeMX

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s