La plaga del lirio acuático

La naturaleza que existe en este mundo, es capaz de sorprendernos con diversas situaciones, que pueden afectar o beneficiar al medio ambiente, así como todas las propiedades que existen a su alrededor. En la mayoría de los casos, todos pertenecen a una u otra categoría, pero existe una planta que puede estar en ambas. ¿Por qué? Porque así se ha desarrollado su historia.

La eichhornia crassipes, conocida popularmente como lirio acuático, es una planta que se puede encontrar en manantiales, lagos y presas del mundo, aparentemente, puede embellecer este tipo de paisajes, pero en el fondo del agua, la situación es diferente, ya que es considerado como una plaga.

imagen 1

Existen diferentes versiones sobre el origen de esta planta, la más aceptada señala que proviene de la parte amazónica de América del Sur, se caracteriza por tener pétalos de color azul púrpura, lavanda o rosáceo, su forma de flor hace que se vea vistosa y hermosa. Debido a su belleza, varias personas lograron llevarse un pequeño recuerdo para dejarlo en su país de origen, sin saber las consecuencias que conlleva.

Cuando la flora y la fauna es sacada de su hábitat natural, tiende a alterar el ecosistema al que llega, en su caso, gran parte del lirio acuático que existe, es considerado una plaga, ya que las aguas dulces y de ligero movimiento, contribuyen a su crecimiento, mismo que puede duplicar su cantidad en un lapso de cinco a 15 días.

En México, se cree que llegó a finales del siglo XIX, como parte de la política de apertura al extranjero del general Porfirio Díaz, así como llegaron personas de todo el mundo, llegaron grandes cantidades de insumos, entre ellos, flora de diversas regiones. Para 1906, el jacinto acuático se extendía por casi todos los mantos acuíferos del país, desde el lago de Chapala hasta el canal de Xochimilco, por lo que se buscó exterminarlo, sin éxito.

imagen 2

Actualmente, el lirio cubre los ríos y lagos en 27 de las 32 entidades federativas de la república mexicana, tiene una extensión mínima de 50 mil hectáreas, y para exterminarlo, se utilizan máquinas trituradoras, limpiar una hectárea de lirio tiene un costo de 70 mil pesos.

Entre las desventajas del lirio acuático, además de su incontrolable multiplicación, hace que los niveles del agua se reduzcan, genera problemas de oxigenación en el agua y crea condiciones para que aves y peces no desarrollen una vida normal.

Pero no todo es malo para esta planta, ya que, con el avance de la tecnología, lo que parece un problema grave, se puede convertir en una oportunidad para aprovechar sus recursos de una forma sustentable. El lirio es capaz de absorber metales pesados y contaminantes, dañinos para los seres vivos, su gran capacidad para retener líquidos le sirve para contener derrames de químicos. Otro uso que continúa en fase de investigación, es la conversión a gas etanol, pero su largo y costoso proceso de secado hace difícil un avance en esta medida.

imagen 3

Es por ello que el lirio acuático es considerado como un problema y una solución de los problemas ambientales, en México y en el mundo. El futuro nos mostrará con exactitud si es viable convivir con esta planta y darle un mejor aprovechamiento, por el bien del medio ambiente y de los seres vivos que lo rodean.

@PensemosVerdeMX 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s