Se mueren los elefantes en Botsuana

Cuidar a los animales se ha convertido en una tarea muy difícil, tanto para asociaciones como organizaciones defensoras, ya que, los intereses de diversas personas y sectores del planeta sobre sus elementos, como la piel, han hecho que su población desaparezca, poco a poco, hasta no dejar huella.

Uno de los animales que suele sufrir con mayor claridad este acoso, es el elefante, el cual resulta víctima de los cazadores furtivos, siendo el marfil, el objeto de deseo. En África, esta práctica ha sido arrasadora con la población de elefantes, al grado de reducir considerablemente la cantidad de ejemplares.

imagen 1

Por fortuna, aún hay países que se preocupan por proteger a los elefantes, un ejemplo de ello se encuentra en Botsuana; país situado en la parte sur del continente africano, es el territorio con la mayor cantidad de elefantes en libertad, de acuerdo con datos del 2015, su población era de 135 mil ejemplares. Gran parte de este logro ocurrió desde que el Rey Juan Carlos I de España, fue descubierto cazando un elefante; el gobierno impulsó una serie de leyes que daba autorización a los ‘rangers’, los miembros del ejército del país, a disparar a los cazadores, en caso de sorprender a uno de ellos.

Para desgracia de muchos, en mayo de 2018, el presidente Mokgweetsi Masisi, quien había asumido el poder un mes antes, dio la orden de desarmar a los ‘rangers’; esta fue la oportunidad perfecta para los cazadores, y prueba de ello, fue el terrible hallazgo que encontró la organización Elephants Without Borders.

Al realizar un censo de los elefantes dentro de Botsuana, a mediados de año, comenzaron a encontrar ejemplares muertos, situación que se repitió a lo largo de dos meses de actividades de exploración aérea. El resultado: se habían descubierto 90 cadáveres de elefantes, todos ellos fueron víctimas de los cazadores, quienes atacan a los ejemplares mayores de 35 años y de colmillos grandes, matándolos cerca de zonas de riego y con balas de gran calibre, para después, cortar su marfil.

imagen 2

De acuerdo con el miembro de la organización, el Doctor Mike Chase, esta es la mayor masacre de elefantes de toda la historia de Botsuana, y se piensa que la caza ilegal proviene de países vecinos, como Angola y Zambia, quienes buscan a toda costa mantener vivo el tráfico ilegal del marfil.

Sin embargo, el gobierno nacional ha rechazado esta versión y lo ha calificado como basura, insustanciado y sensacionalista. De acuerdo con una carta informativa emitida por las autoridades oficiales, señala que, en un mes, sólo habían encontrado 58 restos de elefantes, todos ellos murieron por causas naturales.

Hasta el mes de septiembre, se había registrado la mitad del territorio de Botsuana, por lo que, se teme que la cantidad de elefantes masacrados sea mucho mayor. Ante esta situación, Elephants Without Borders espera que el presidente de Botsuana tome medidas en el asunto y recapacite su postura de protección a elefantes, ya que, al ser el lugar con mayor cantidad de ejemplares, está en los ojos de los traficantes.

imagen 3

Ahora que lo sabes, es momento de proteger a los animales y dejar de atentar contra su vida, por objetos que para ellos son invaluables, por el bien de la naturaleza y de su entorno.

@PensemosVerdeMX

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s