Ruido y gordura

En el mundo, existen dos problemas que están aquejando al ser humano: la obesidad y la contaminación. En el caso de la obesidad, cada vez es más común que las personas comiencen a tener problemas de peso, esto debido a su mala alimentación, así como al poco interés de realizar actividades físicas.

Por otra parte, dentro del amplio rango de contaminación que existe, hay una que es comentada poco, incluso, pasa desapercibida, aún cuando la tenemos en frente de nuestras narices: la contaminación acústica. Está comprobado que, tanto en las grandes ciudades, como en lugares muy concurridos, el ruido del día a día, causa varios problemas que pueden afectar a las personas.

imagen 1

La relación entre la subida de peso y el ruido parecería ser nula, pero gracias a un estudio publicado recientemente, en la revista Environmental International, es probable que una parte de la grasa abdominal que has aumentado, provenga del ruido de una construcción o el claxon del coche que se encuentra a tu lado.

Para llegar a esta conclusión, un grupo de investigadores, apoyados por la Fundación Nacional de Ciencias de Suiza, y la Oficina Federal de Suiza para el Medio Ambiente, evaluaron el estado de peso de 3 mil 796 personas, incluyendo datos como la altura, el índice de masa corporal y el porcentaje de grasa, en un lapso de diez años; para ser más precisos: entre el 2001 y el 2011.

El primer resultado tuvo que ver con el ruido del tráfico, el análisis arrojó que las personas que se encuentran expuestas constantemente al ruido del tráfico, tienen un mayor riesgo de sufrir obesidad. En números, si los participantes eran expuestos a un nivel de 10 decibelios mayor a la media, había una probabilidad de aumento de la obesidad, en un 17%. La exposición prolongada al ruido del tráfico, afectaría principalmente a personas con enfermedades cardiovasculares.

imagen 2

El ruido provocado por el transporte ferroviario también fue un método de análisis, y se comprobó que existe una mayor relación de sufrir sobrepeso, sin llegar a la obesidad. En el caso de los trenes, la exposición constante de su ruido, tiene una asociación más fuerte con personas que sufren problemas de sueño, por tanto, su índice de masa corporal puede resultar afectado.

Dentro de lo negativo, el punto más alentador hace referencia al sonido de los aviones, los cuales no encontraron relación alguna con el estado de peso de las personas, ni encontraron alguna alteración al metabolismo del ser humano.

A pesar de que es un estudio temprano y pionero en la materia, lo que resulta un hecho es que la contaminación auditiva, expuesta todo el tiempo, se ha convertido en un problema grave, que muchas instituciones y personas ignoran, por el simple hecho de ser algo habitual en las grandes ciudades. Por ello, es importante que se pueda regular esta situación, para no seguir afectando a los seres vivos, y de paso, no afecte a las personas a sufrir sobrepeso, y claro está, no todo se resolverá únicamente con que bajemos el volumen, también es importante que hagas ejercicio regularmente y comer sanamente.

imagen 3

Ahora que lo sabes, es momento de silenciar un poco el ambiente de la ciudad y cuidar tu cuerpo de manera saludable, por el bien del medio ambiente y de las personas que lo rodean.

@PensemosVerdeMX

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s