¿Wall Street controla el agua?

el

La noticia de que Wall Street ha empezado a especular sobre el agua ha sacudido las redes sociales. Aunque. como siempre sucede, la narrativa es muy distante de la realidad. Sin embargo, es muy importante analizar las implicaciones de este suceso para conocer sus posibles consecuencias. 

En primer lugar, Wall Street no está especulando con el agua de todo el mundo, las acciones que se pusieron en venta son del agua de uso industrial de California, la mayor economía de Estados Unidos. Las acciones se pusieron en venta en lo que se conoce como “Mercados de Futuro” donde, eso es cierto, se permite especular con la escasez o abundancia de ciertos recursos como el oro, petróleo e incluso alimentos.

Sin duda esto responde a una lógica de mercado, la cual cree que a través de los intercambios económicos y monetarios, los recursos pueden ser administrados de una manera correcta. Más allá del debate de si esta lógica es cierta o no, hay que pensar que la mente humana aún no es capaz de dimensionar la forma en que la Tierra administra la vida y los recursos. 

Lo anterior quiere decir, que aunque Wall Street implemente toda una serie de mecanismos financieros que controlan los niveles de agua, su distribución y uso, esto no solucionará la escasez o explotación del agua, puesto que Wall Street no controla el funcionamiento de los ecosistemas.

Lo más preocupante acerca de la administración del agua es que en cierto sentido se trata de la administración de las sequías, el hambre y la pobreza. Aunque sólo estén en venta las acciones del agua de California, esto tiene consecuencias a nivel mundial, puesto que un inversionista podría presionar para que no haya agua en cierto plantío del cual dependen campesinos y/o personas que comen de su siembra. 

Aunque la noticia de que Wall Street está especulando con el agua es algo que suena distópico y fuera de la realidad, la verdad es que la privatización del agua es una realidad que se vive desde hace muchos años. Alrededor del mundo, los gobiernos han otorgado los derechos de uso del agua a ciertas empresas que harían un negocio con su distribución.

En los proyectos de privatización del agua nunca ha existido una distribución equitativa gracias a las empresas. Muy al contrario, en los lugares donde hay privatización del agua las empresas deciden recortar la calidad del servicio con el fin de aumentar sus ganancias y muchas veces los precios del agua son tan caros que los campesinos no lo pueden pagar.

Con o sin Wall Street, la escasez del agua es una realidad que está ya afectando a millones de personas. La lógica que se ha seguido de priorizar su uso en empresas privadas ha demostrado ser un fracaso, por lo que esta noticia nos debe hacer reflexionar acerca de los derechos que tenemos en torno a este líquido vital. 

@PENSEMOSVERDE

Fuentes:

El País

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s