México y su necesidad de cambiar a energías renovables

Los seres humanos actualmente no podemos vivir sin energía, ya sea para movernos, para trabajar y para hacer muchas otras cosas más, aunque la mayor parte proviene del petróleo y de la luz eléctrica.

En México la mayor cantidad de energía es contaminante y proviene de dos de las empresas más grandes del país: PEMEX (Petróleos Mexicanos) y la CFE (Comisión Federal de Electricidad).

El presidente de la Cámara México-Alemana, Stefan Deuster, alertó que México debe cambiar sus leyes para dejar de depender de energías contaminantes y darle más peso y oportunidad a energías limpias, pues afirma hay mucho potencial en México para desarrollarlas y lo calificó como un país “bendecido”.

Por su parte Antonio Basagoiti, presidente de la Cámara Española de Comercio en México (CAMESCOM), pidió mayores certezas a las inversiones europeas en el país.

Ahora es el turno para que el país “bendecido” pueda aprovechar todas las oportunidades que la naturaleza le proporciona para generar energía, empleos y contribuir enormemente a la lucha contra el cambio climático.

Las energías renovables son energías accesibles y limpias, que pueden ayudar a mejorar la calidad de vida de la población y frenar el calentamiento global. Son una alternativa que está a nuestro alcance, ya que México cuenta con abundantes recursos solares y eólicos suficientes para producir el 100% de lo que se consume anualmente.

En México se vienen desarrollando de manera lenta las energías renovables, un ejemplo de esto es que la energía eólica y la hidroeléctrica representan un 80% de la capacidad instaladas en energías limpias.

Un estudio realizado por Sener pronostica que para el 2030 las energías renovables aumentarán su capacidad de generación a 24 mil 296.5 MW a la capacidad total y obtendrán más del 32% de la generación de energía eléctrica total.

En factores económicos, una razón más por la que deberíamos apostar por energías limpias es que su costo es más barato para el gobierno y los precios muestran una tendencia a la baja, además de que las nuevas tecnologías harán más fácil su distribución y su masificación.

Otro tema es que el costo de instalación inicial para implementar energías limpias es demasiado elevado, es por eso que el gobierno no se atreve a dar ese necesario paso para avanzar hacia el futuro.

Nuestro deber como ciudadanos es presionar al gobierno para que elija las energías limpias no sólo por el costo, ya que es la alternativa que a la larga resulta más económica y con mayor potencial, sino que además ayudaremos a mejorar nuestra calidad de vida y combatir el grave problema que representa la contaminación ambiental.

Fuentes: Forbes, Greenpeace

 @PensemosVerde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s