Recompose, la última acción para ayudar al planeta después de partir

el

La vida, como la naturaleza, es de ciclos y todos tenemos un principio y un final, crecemos y damos paso a nuevas generaciones que habitarán la Tierra. Existe un proverbio indio que dice que “se bebe el agua de la charca donde se vive”, habitamos y cosechamos lo que sembramos, la muerte en sí es una cuestión ecológica porque ya no generamos ni producimos más contaminación, sólo asumiéndola como parte del ciclo vital del universo podremos sobrevivir como especie.

La composta, también conocida como abono orgánico, ayuda a las plantas lo necesario para crecer correctamente. Es un hecho científico que la materia orgánica es un factor muy importante para la fertilidad de los suelos, ayuda a mejorar la estabilidad y las propiedades de la tierra tanto las físicas como las químicas.

Cuando abandonamos este mundo, teníamos 2 opciones principales: ser enterrados o ser incinerados, en el 2021 una compañía añade una nueva posibilidad más ecológica, ser convertidos en composta, es decir, servir de abono para la agricultura.

La empresa estadounidense llamada Recompose, recientemente completó un estudio piloto con los cadáveres de varios voluntarios y dice que el proceso de transformar los restos humanos en abono orgánico se puede completar de manera segura en 30 días.

Según la compañía el proceso permite ahorrar más de una tonelada de carbono en comparación con las cremaciones o los entierros tradicionales.

Y en declaraciones exclusivas a la BBC, la directora ejecutiva y fundadora de Recompose, Katrina Spade, mencionó que las preocupaciones sobre el cambio climático alientan a numerosas personas a que muestren interés en ese servicio.

La metodología piloteada por Recompose consiste en colocar el cuerpo en un recipiente cerrado que contiene astillas de madera, alfalfa y paga, por su parte el cuerpo se hace girar lentamente para permitir que los microbios lo descompongan de forma pareja. 

Pasados 30 días los restos están disponibles para que los parientes esparzan entre las raíces de árboles o plantas. 

El proceso es sencillo pero se necesitaron 4 años de investigación científica para perfeccionar la técnica que corrió a cargo de la profesora Lynne Carpenter Bogg, experta en suelos. 

El método “recompose” supone un ahorro por persona de una tonelada métrica de CO2, respecto a un entierro convencional o a una cremación, al mismo tiempo que garantiza que tus restos podrán servir para generar vida y no ocupar espacio de la misma.  

Esta tercera alternativa para después de morir, promete ser más ecológica y más sostenible, su precio estimado es de 5500 dólares, por el momento solo está disponible para humanos pero en el futuro se espera que se pueda ampliar a animales y mascotas.  

La tierra es y será siempre nuestro hogar aún cuando ya no nos encontremos en este mundo, esta podría parecer ser  una alternativa para hacer la última colaboración al planeta, que tanto nos ha dado.

Fuentes: BBCEl ConfidencialParques Alegres

@PensemosVerde

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s